Spa Mamá & hijos

Hay cosas que nos gustan a las mamás y a las hijas, ¿por qué no compartir estos momentos y dejar recuerdos que serán imborrables?
La femeneidad es algo innato en nosotras, nacimos para los zapatos, carteras, maquillajes, uñas, peluquería y masajes. Son infinitas las cosas que son solo de mujeres y que sólo nosotras logramos comprender.

De una experiencia nacen recuerdos para toda la vida, se fortalece la unidad madre e hija y se comienzan a crear lazos que compartirán para toda la vida. ¿Por qué es tan importante?, porque muchas dejamos de ser mujer cuando somos mamás y eso no es correcto para nuestra mente y mucho menos para el corazón. Debe prevalecer el autocuidado y para eso debemos enseñar a nuestras hijas que aunque haya tormenta siempre habrá luz para dedicarse a ellas mismas. La enfermedad nace de la falta de autocuidado, de olvidarse de uno mismo, de subirse al carro del trabajo, las obligaciones y creer que existirá un momento para nosotras que la vida regalará y no es así, somos nosotras las que debemos crear los espacios.

Las invito a todas a vivir la experiencia Spa Mamá & hijas By Kinesur.

¡No se arrepentirán!

Carla Epi